familia

Empresas familiares: la recuperación después de la pandemia

Las empresas familiares en nuestro país han constituido un pilar fundamental en la construcción de la economía; la mayoría de los negocios mexicanos nacieron con los esfuerzos de una familia que ha logrado llevarlas a nuevos horizontes, sin embargo la pandemia también impactó su desarrollo y crecimiento. 

De acuerdo con la consultora PWC, debido al Covid, el 42% de las empresas familiares mexicanas aceptaron reducir sus dividendos, pero a pesar de las dificultades que enfrentaron durante la emergencia sanitaria, el 55% de estas espera un crecimiento positivo en 2021, mientras que el 74% espera que 2022 sea un mejor año. 

Pese a la pandemia y la crisis económica, las empresas familiares mexicanas manifiestan tener mejoras y confían en que saldrán adelante: para el 69% de las empresas, sus ventas han mejorado en los últimos tres años. Y de la mano con el indicador anterior, también el patrimonio familiar se ha visto acrecentado. Además, el 82% de los encuestados manifiesta tener confianza de que la familia empresarial logrará salir adelante. 

Con la baja de contagios de COVID-19, todas las unidades económicas que sobrevivieron hasta ahora registran una notable mejoría; de acuerdo con el INEGI,  la actividad económica mexicana creció un 20.6% en abril, comparado con el mismo mes de 2020. 

Además, las actividades secundarias muestran un incremento anual del 34.5% en abril de este año, comparado con el mismo mes de 2020; el sector terciario registró un avance anual del 16.4%. 

Aún con lo positivo de los números, estas empresas –fundadas y heredadas por familiares– se enfrentan a que apenas una de cada seis logra llegar a la tercera generación, debido a la falta de una sinergia positiva del binomio negocio-familia para evitar la mortandad al paso de las generaciones, asegura el Centro de Investigación para Familias de Empresarios, CIFEM–BBVA del IPADE Business School. 

Con estos números, es muy importante establecer e impulsar la supervivencia de las empresas familiares en México como tales, para lo cual se debe crear un plan de sucesión para las nuevas generaciones. Esto es lo que se necesita: 

1. Voluntad y disciplina 

Si bien las nuevas generaciones pareciera que no cuentan con disciplina en los negocios, esto es falso, los más jóvenes están dispuestos a trabajar por lo que les apasiona; diseñe un plan de sucesión que involucre no solo a los hijos, sino a terceros que ayuden a impulsar nuevos conocimientos y aseguren la implementación de este. 

2. Participación

Se requiere que las nuevas generaciones se enamoren del negocio, involucre a los miembros jóvenes de la familia en el proceso formal y documentado para fortalecer la continuidad de la operación. Escuche sus nuevas propuestas, permita el cambio y el progreso, recuerde que se trata de construir un patrimonio que prevalezca a través de los años. 

3. Transmitir habilidades 

Cree programas de pasantías y haga parte a los miembros más jóvenes para ayudarlos a aprender del negocio, enseñe de cerca sus experiencias y la forma en que se desenvuelve la operación. 

4. Enfrentar los cambios generacionales

Considere los cambios generacionales y haga espacio a los planes de los jóvenes para evitar desacuerdos e incumplimientos. Es posible que se enfrente a que no deseen dirigir la empresa, pero es fundamental que conozcan el negocio que heredarán. 

5. Mejorar la comunicación 

Con un plan de sucesión hecho, deberá comunicarlo con las partes interesadas y nunca forzar su implementación. Abra un canal de comunicación con espacios dedicados para hablar del tema, los liderazgos se heredan poco a poco con la guía adecuada.   

Recuerde también que para implementar los cambios, tanto generacionales como de operación se requiere de una empresa sólida y recursos financieros para lograr que el negocio avance y sea atractivo. En Portafolio de Negocios le ayudamos a alcanzar esa solidez con nuestras soluciones crediticias diseñadas para pequeñas, medianas y grandes empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *